Réquiem de Fauré: tres datos que no sabías

Es muy común que al escuchar la palabra Réquiem la relacionemos con la obra magistral de Mozart, aunque la música sinfónica nos brinda cientos de obras extraordinarias como el Requiem de Fauré.

Si bien el Réquiem de Mozart catapultó su fama gracias a su excelencia musical, a la propia muerte de Mozart y a la famosa película Amadeus, el Réquiem de Fauré es reconocido por ser una transición hacia la felicidad.

Esta obra podrás escucharla en vivo el próximo sábado 26 de noviembre en la 3ra versión del Festival Corearte Colombia, este año en Manizales, un estreno en la ciudad de las puertas abiertas bajo la dirección del maestro español Josep Prats.

En esta publicación te contamos tres generalidades y datos que te interesarán sobre el Réquiem de Fauré.

Réquiem de Fauré tres datos que no sabías

1. Requiem de Fauré: su compositor

Gabriel Fauré, fue un compositor y pianista francés de la Escuela Niedermeyer (París).

 

Allí fue estudiante del virtuoso pianista Camille Saint-Saëns quien sería su amigo y mentor.

 

Fauré estuvo en la guerra franco prusiana, fue compositor, organista y director coral de varias iglesias en Francia.

 

Adicionalmente, con ayuda de Camille, Fauré se convirtió en el maestro de capilla de la iglesia de la Madeleine.

 

Dentro de las composiciones más afamadas de Fauré se encuentran el Réquiem Op 48, la Pavana, las suites Masques et bergamasques, entre otras.

 

Años después, dictó la cátedra de composición del Conservatorio Nacional (París) y en 1905 asumió la Dirección del Conservatorio.

 

Fauré fue un director revolucionario que modificó el currículum del Conservatorio ampliando el rango de música que se enseñaba allí.

 

Gabriel Fauré es reconocido como unos de los compositores más avanzados de su generación y sus obras se ven como un puente entre el Romanticismo y el Modernismo.

2. La obra

Al enfentrar la muerte de sus padres, Fauré inició la composición del Réquiem en re menor.

 

La obra nació como una pieza para soprano, barítono, coro y órgano y fue estrenada en 1888 en la Iglesia de la Madeleine (París), esta sería su primera versión.

 

Años después Fauré viajó a Londres donde conoció al músico Edward Elgar, quien lo animó a orquestar el Réquiem.

 

Para 1900 Fauré terminó la orquestación del Réquiem, aunque no alcanzó a escuchar su estreno en Londres.

 

Esta pieza fue reconocida como una obra innovadora ya que no seguía el orden litúrgico.

 

Fauré omitió la secuencia del Dies Irae, colocó el Pie Jesus luego del Sanctus y agregó el In Paradisum.

 

Contrario al Réquiem de Mozart, el Réquiem de Fauré es visto como un arrullo a la muerte.

 

Según Fauré la muerte era ‘como una feliz liberación, una aspiración a una felicidad superior, antes que una penosa experiencia’.

 

3. El estreno final del Réquiem de Fauré

Luego de que Fauré terminara la segunda versión del Réquiem, su amigo Edward Elgar quiso que su estreno se realizara en Londres pero no fue posible.

 

En 1924 Gabriel Fauré falleció y durante su funeral se interpretó la primera versión del Réquiem.

 

Finalmente, en 1937 la obra se estrenó en Inglaterra por Nadia Boulanger, alumna y gran admiradora de Fauré.

 

Réquiem de Fauré tres datos que no sabías 2

Esta obra innovadora, llena de esperanza y tranquilidad será interpretada por la Orquesta Sinfónica de Caldas (dirigida por el maestro Leonardo Marulanda) , el Coro de Cámara del Departamento de Música de la Universidad de Caldas (dirigido por la Maestra Yenny Moreno)  y cantantes  de diferentes lugares del mundo en dirección del Maestro español Josep Prats en el marco del Festival Internacional Corearte Colombia 2022.

1 comentario en “Réquiem de Fauré: tres datos que no sabías”

  1. Pingback: Los maestros internacionales que trae el Festival de música Corearte a Manizales - Corearte International Festivals

Los comentarios están cerrados.